humo_8.jpgTIPOS DE ARTISTAS
No entiendo porque se empeña la mayoría de la gente en que el artista es un ser diferente al resto de los mortales, y que por tanto, no tiene derecho a lo que si tienen otros y/o a la inversa, a que solo el artista tiene derecho a determinados privilegios. Entiendo que no todo el mundo es creador, pero a efectos laborales no veo la diferencia. Yo creo que el tema se puede enfocar haciendo una similitud con el trabajador por cuenta ajena, el empresario y el profesional liberal.
El artista "trabajador por cuenta ajena" es el antiguo que conseguía un empresario (mecenas) que le contrataba y que por tanto se debía a su jefe, haciendo por tanto lo que su jefe le mandase, le gustase o no, tomándose libertades o no, dependiendo de su jefe que le daba de comer. Si el jefe era liberal, podía hacer otras cosas aparte y si no, debía hacerlas a escondidas. El jefe (mecenas) era el dueño de su trabajo y a cambio le pagaba lo que quería y cuando quería, pues en aquellas épocas los mecenas/jefes solían ser los poderosos (reyes, condes, duques, etc). Es decir, salvo en la manera de hacer el trabajo (su arte), en el resto no tenía libertad. Y eso no siempre.
El artista "profesional liberal" es el que trabaja de encargo, que lógicamente también está muy mediatizado, salvo cuando ya ha adquirido un gran prestigio, en cuyo caso, haga lo que haga y como lo haga, la inmensa mayoría de la gente lo aceptará como algo genial. Lo que indica, entre otras cosas la gran ignorancia que sobre el arte tiene la gran mayoría de la gente, incluso muchos que se consideran entendidos.
El artista "empresario", es aquel que produce todo aquello que se le antoja y de la manera que se le ocurre, por tanto con total y absoluta libertad, salvo que se plantee agradar. Lógicamente es el que corre más alto riesgo: que no logre vender su producto y por tanto no pueda vivir de él.
En la actualidad, probablemente ningún artista pertenece al grupo de "trabajador por cuenta ajena", algunos privilegiados funcionan como "profesionales liberales" y a la vez como "empresarios", los cuales, dado el prestigio como "profesionales liberales" suelen funcionar también muy bien como "empresarios".
No obstante, a veces queda todo muy confuso y pondré como ejemplo a MIRÓ, que en los últimos años de su vida, toda su obra era expuesta y comprada por una única galería que le pagaba solo el 20% del valor de la obra producida. Por tanto, trabajaba como "empresario", exponía y entregaba obra como "profesional liberal" y le pagaban como "trabajador por cuenta ajena" es decir poco.

Creo que mi planteamiento queda suficientemente claro y que no es necesario que me extienda más. Cada cual que se lo aplique y saque sus conclusiones. La paradoja es que, mientras en cualquier otra profesión o medio de vida, lo que más abunda es el trabajador por cuenta ajena, en el arte lo que más abunda es el empresario, lo que va contra natura y por eso así nos va, tal vez interesaría hacer una cooperativa. Ya hay asociaciones de artistas que se preocupan por estos temas y programan exposiciones, ferias, etc. con la publicidad correspondiente.
¿Cuáles son vuestras aportaciones?